Estética vs. Funcionalidad

category

Artículos

author

pqadmin

El arte del diseño permite trasladar imágenes de su cabeza a la vida real. No conoce límites, es expresión creativa pura. Sin embargo, en más de una ocasión choca con un muro en forma de frase lapidante: “es lindo pero… ¿funciona?” Muchas veces la búsqueda de la “funcionalidad” colisiona con la creatividad estética. Existen infinidad de opiniones respecto a lo que significa ser “funcional”: “que cumpla con el objetivo”; “que se adapte a las necesidades concretas de las personas que lo van a usar”; “Algo que haga lo que debe de hacer”, son algunas de las opiniones de ingenieros y arquitectos.

En síntesis, podemos decir que la funcionalidad busca abordar una necesidad y solventar un problema. Pero, ¿realmente la funcionalidad es indiferente de la estética? La respuesta es sencilla: no. Simplemente no es indiferente cuando hablamos de diseño o creación de un objeto o producto. Le explicamos porqué.

ESTÉTICA Y FUNCIONALIDAD VAN DE LA MANO

Todo lo que tocamos, vemos o vestimos hoy en día ha estado sometido al diseño. Desde unos zapatos hasta el envase de la pasta de dientes. No obstante, al ser el gusto algo subjetivo, toda concepción de belleza es cuestionable. Dado que todo se somete al diseño, algo funcional no tiene por qué carecer de belleza y estética.

Según podemos inferir de los textos de Vitrubio, un edificio será “bello” cuando responde a un equilibrio de sus partes. Específicamente, Vitrubio nombra estas partes como: firmitas, utilitas y venustas, las cuales respectivamente significan; firmeza o resistencia, utilidad o función, y belleza. Es ahí, donde lo esencial del diseño es la integración en el proceso de estas áreas, indispensables para crear un producto.

El diseño y la funcionalidad están íntimamente relacionadas. El diseño es el producto que resulta cuando el diseñador se enfrenta a un problema, que puede resolver siguiendo la metodología proyectual, en la cual se aborda el problema descomponiéndolo y avanzando paso por paso, según sea la necesidad. Este método es útil en el desarrollo de proyectos, pues va dando las pautas a seguir, y al mismo tiempo no limita la libertad expresiva. Para cumplir su trabajo, el diseñador necesita saber qué requisitos ha de cumplir el producto que debe crear. Las reglas del método no bloquean la personalidad del diseñador. Más aun, le retan a innovar mediante estrategias creativas para romper paradigmas y la estructura rígida de lo típico y convencional cuando de diseño se trata.

DISEÑO FUNCIONAL

La tendencia es creer que la simplicidad es la única salida; cuartos compartimentalizados, tuberías y ductos vitales para que funcione. Son tantas variables que para el diseñador puede ser un dolor de cabeza integrar, lo bello, la estructura, y además, la función. Por el contrario, es ahí donde la combinación de elementos, colores, formas y tamaños, producen que el reto se torne en una creación innovadora, cuando se descubre que se puede lograr tener éxito mediante un diseño contemporáneo o minimalista.

Es necesario entender que en esta industria, cada elemento es diferente y único, es vital para tener un resultado exitoso, comprender que cada una de las partes de este cuerpo desde un tanque subterráneo que no se ve, hasta el generador eléctrico insonorizado más grande, cada uno de los elementos usados para conformar el diseño de ese producto es requerido para la función.

Es por ello, que tanto la arquitectura, como la ingeniería civil, estructural, mecánica, eléctrica, electrónica, son las partes de las que nos habla Vitrubio en el inicio. Sin una creación de un espacio no tenemos donde trazar tuberías o poner equipamiento. Una variable indispensable a considerar para lograr este equilibrio, es el tiempo de diseño de cada producto, reiterando que cada uno es único, el tiempo para lograr excelencia y el alineamiento ideal para cada uno es indispensable.

En la oferta actual de productos de Final de Obra, encontramos acentuada la necesidad de combinar la funcionalidad con la estética. Es por ello que el diseño se encuentra siempre a la vanguardia tras la búsqueda de ambos conceptos.
Un ejemplo, entre tantos, donde nuevos productos han sido elaborados en equilibrio con las dos ideas, son las columnas de ducha. En ellas se combina un diseño innovador con la respuesta a una necesidad tan básica de un cuarto de baño como lo son las griferías. Asimismo, han ido agregando a la funcionalidad de una ducha, jets de hidromasaje, duchones orientables, duchadores de mano extensibles y materiales de acero, pvc, aluminio y simil madera entre otros.

De esta forma concluimos que la esencia del diseño consiste en la armonía con el conjunto de todas sus partes.
Encontrá una amplia variedad de productos como éste y muchos más en nuestro local, con el mejor precio de contado toda la semana o hasta 12 cuotas sin interés de jueves a sábado con tarjetas seleccionadas.